Categorías
MASCOTAS

Cuento de un perro: Lily una cachorra con una misión especial

Cuento de un perro. Una cachorra de color café con negro, orejas caídas, ojos café, cola larga y una pancita redonda, tenía una misión especial.

CUENTO DE UN PERRO

Así inicia mi cuento de un perro: Nací en una casa donde los humanos nos consideran objetos, en la que el buen trato y el amor no es cosa de perros.

Cada día veía como a mis papás les abrían la puerta para que vaguen todo el día en las calles, sin importarles su suerte.

Igual situación me ocurría a mí y a mis hermanos. Nos quedábamos solos todo el día en casa sin tener que comer, y sin un lugar cómodo para dormir luego de jugar. Nuestra cama era el suelo y lo único que teníamos para cubrirnos de la lluvia o del sol era un techo destartalado.

Mi mamá me contó que había unas buenas personas en el sector que le daban de comer. Así que cada noche soñaba con conocerlos para agradecerles lo que hacían por ella.

Así que un buen día salí de la casa con mi mamá, y cuando escuchamos el motor de su auto, no dudamos en irlos a saludar.

A pesar de que estaban ocupados con otras personas, no dudaron en sacar de su hogar varios platos con comida para saciar nuestra hambre.

Yo estaba disfrutando las deliciosas croquetas por lo que me descuidé de mi mamá. Y ella se fue, dejándome en compañía de esas buenas personas, que al verme tan pequeña, pues apenas tenía un poco más de un mes, no dudaron en acogerme en su hogar, ya que pensaban que mi mamá vivía en la calle.

Estoy tan agradecida con mi mamá, ya que ella fue la que me entregó a mi nueva familia.

COMPRAR AHORA

NUEVAS EXPERIENCIAS

Ya en casa, me bañaron, me secaron y me presentaron a mis nuevos hermanos, ya que había 6 perros de distintos tamaños, edades y razas. Y me dieron un nombre: “Lily”.

Al día siguiente,  me llevaron donde otra persona, que ellos llaman veterinario y me dieron algo con un sabor muy feo, pero que decían es bueno para mí.

Sentí una gran conexión con mis nuevos humanos, así que dormía sobre sus pantuflas para sentirme segura. A pesar de que ellos me dieron algo a lo que llaman cama, yo prefería dormir sobre sus pantuflas.

Al tercer día empecé a usar mi cama que está junto a ellos, no podía creer que ahora tenía algo suave y caliente para dormir. Pero necesito sus pantuflas o zapatos para sentirme muy cerca de ellos, así que las tomo apenas se descuidan.

El problema fueron mis nuevos hermanos, que no querían aceptarme. Solo Chiquita se convirtió en mi mejor amiga y tenemos maratónicas jornadas de juego y además ella me protege de mi hermana más grande.

DESCUBRE MÁS EN

Adiós a mi perro amado (cuando la manada queda incompleta)

MISION DE LILY

Tenía otro hermanito que pasaba solo durmiendo, así que yo le dejaba mi pelota en su cama para que juegue. Lo que antes no tenía nada, ahora mis papás humanos me dieron ¡hasta juguetes!  

A las 2 semanas que me uní a esta familia, un día sentí una gran tristeza en mis papás humanos. Nos hicieron sentar a todos mientras salía una luz de un aparato que estaba frente a nosotros, y luego vi llorar a mi mamá humana mientras abrazaba a mi hermanito mayor. No entendía lo que pasaba.

Luego de algunas horas, ellos regresaron a casa con el cuerpo de mi hermanito mayor, pues su alma ya estaba descansando.

Llegaron otros humanos, para darle el último adiós. Les escuchaba decir que él fue el mejor perrito del mundo, que los acompaño tantos años, que quedaban con un gran vacio en sus corazones y todo era tristeza, ya no había esa alegría con la que me recibieron.

En ese momento entendí que esa era mi misión, yo debía alegrarlos nuevamente con mis travesuras y seguir su ejemplo para convertirme en una buena perrita, que si bien no lograré que lo olviden, pero sí conseguiré que encuentren consuelo conmigo.

 Y junto a mis hermanos, a pesar de que la manada quedó incompleta, seguiremos siendo la mejor familia del mundo porque estos humanos me enseñaron que no importa que seamos de distintas especies o que tengamos diferentes padres para serlo.

Así que esto es solo el inicio de nuestras aventuras juntos…

Resumen
Articulo
Cuento de un perro: Lily una cachorra con una misión especial
Descripcion
Cuento de un perro. Una cachorra de color café con negro, orejas caídas, ojos negros, cola larga y una pancita redonda, tenía una misión especial.
Publicado por
Tiempolibre
Logo
Salir de la versión móvil