Saltar al contenido
TiempoLibre

¡Llegaron las vacaciones! Potcake Place te ofrece la oportunidad de disfrutar de la isla donde los cachorros son los anfitriones

Difunde este contenido

¡Llegaron las vacaciones! Potcake Place te ofrece la oportunidad de disfrutar de la isla donde los cachorros son los anfitriones


¡La temporada de vacaciones llegó! y si todavía no sabes a dónde viajar, la hermosa isla de Providenciales en las Islas Turcas y Caicos, será una opción ya que Potcake Place permite sacar a pasear a sus cachorros.

Potcake Place, un refugio de perros en la isla de Providenciales en las Islas Turcas y Caicos, permite a los huéspedes salir con cachorros a la playa para ayudarles a aprender a socializar con los seres humanos antes de ser adoptados.

LABOR DE LA ORGANIZACIÓN POTCAKE PLACE

El fundador de la organización dijo que se mudó a las islas en 1997 y notó a muchos cachorros vagando por las calles. Fue entonces cuando decidió abrir el refugio.

La organización fue creada hace 20 años por Jane Parker-Rauw y ahora rescata y les encuentra hogar.

Al tomar algunos de los cachorros a dar un paseo en 2010 se dio cuenta que eran cautelosos de la interacción humana, y la idea de desarrollar un plan de senderismo para los turistas y lugareños para llevar a los animales, surgió.

Hablando a Buzzfeed dijo: «Estas breves interacciones con personas agradables tanto dentro como fuera del centro de adopción realmente ayudan a darles la confianza de que la mayoría de la gente realmente es buena. Hemos visto cientos de veces cómo un cachorro muy tímido cambia su comportamiento de esta manera. Hemos encontrado estas excursiones como invalorables para el desarrollo del cachorro”.

POTCAKE PLACE Y SUS REGLAS PARA SACAR A PASEAR A UN CACHORRO

Potcake place permite salir a pasear con los cachorros.

Potcake Place permite a los visitantes sacar a los animales durante una hora en la mañana para una caminata por la playa antes de que la arena se caliente demasiado.

El cachorro sale con su bolso de playa en el cual está un tazón, una botella con agua, juguetes, una bolsa de confites y un rodillo de bolsas para recoger sus excrementos.

«Todos los cachorros llevan un arnés, así como un collar para estos paseos, y por supuesto, una correa que debe llevar siempre», dijo Parker-Rauw.

«A la gente se le dice que se asegure de que el cachorro esté a la sombra y no se caliente demasiado, recoger el excremento del cachorro, sólo darle los dulces aprobados que proporcionamos y ver que el perro no pueda tirar de la correa”.

Comentarios

Comentario


Difunde este contenido