Saltar al contenido
TiempoLibre

Acusaciones contra Animal Planet

Difunde este contenido

 

Acusaciones contra Animal Planet

Acusaciones contra Animal Planet

Sorprendentemente humano”. Ese es eslogan del canal estadounidense Animal Planet, canal cuya programación presume consagrase en destacar la relación entre los humanos y los animales, la intrínseca interdependencia que existe entre ambos. No obstante, revelaciones realizadas por la revista norteamericana Mother Jones, dejan expuesto que lo que debería sorprendernos en dicho canal es el comportamiento inhumano con el que los animales son sometidos a la voluntad y entretenimiento del hombre.

Mother Jones, una revista independiente centrada en temas de política, medio ambiente, derechos humanos y cultura, nombrada en honor a una activista norteamericana del siglo XIX, ha estado investigado a lo largo de siete meses los abusos cometidos por la producción de un reality de Animal Planet, llamado Call of the Wildman, protagonizado por Ernie Brown Jr, conocido como “El hombre tortuga”.

Este reality sigue las hazañas de Brown Jr, quien acompañado de su mejor amigo y su perro, ejerce su trabajo como “operador de control de fauna nociva”, es decir, está encargado de remover a animales “salvajes” de los espacios urbanos ante el temor que estos representan para los humanos, quienes aún percibimos la naturaleza como peligrosa y hostil, como si nosotros no fuéramos parte de ella.

En un reportaje titulado “Drogas, Muerte, Negligencia: Detrás de cámaras de Animal Planet”, la revista expuso a inicios de este año, cómo esta supuesta captura de los animales había sido orquestada, al ser los animales capturados previamente y colocados en escenarios de rescate simulados, sacrificando su bienestar para aumentar la audiencia, la cual está configurada por cerca de un millón y medio de espectadores, según publicó la página lajornadadeoriente.com.mx.

La investigación, sustentada en documentos internos, entrevistas con ocho personas involucradas con la producción del programa y registros gubernamentales, otorgan evidencia de “una cultura que tolera actividades legal y éticamente dudosas”.

Entre estas actividades se destacan el usar animales drogados y sedados para la grabación, solicitar a operadores de animales conseguir animales silvestres como parte del libreto y ocultar información de las actividades realizadas por el personal de la producción en la documentación legal que les es solicitada por los oficiales de Kentucky, donde se graba la serie.

La compañía encargada de producir el reality es Sharp Entertainment, compañía que se especializa en lo que ha sido llamado “realidad guiada”. Para obtener esta realidad guiada los productores realizan prácticas como atraer a los animales que necesitan para la filmación con Nutella, barras de chocolate Snickers o arroz, comprar animales exóticos de criaderos, utilizar drogas para aplicarlas en los animales requeridos y mantener cautivos a los animales durante días previos a la grabación.

Mother Jones publicó la segunda parte de la investigación, en la cual además de recapitular y actualizar los datos que fueron exhibidos en la primera parte, conceden evidencia fotográfica proporcionada por una persona que trabajaba en la producción, mostrando el maltrato y la negligencia que sufrió un coyote capturado a petición de los productores, el cual fue mantenido enjaulado por más de 84 horas (hecho que ha sido negado por la productora).

A pesar de todos las pruebas que han sido recabadas, el vicepresidente de Sharp Entertainmet Dan Adler, no sólo ha negado tales acusaciones sino que además ha aparecido en CNN asegurando explícitamente que no se capturan animales deliberadamente para el programa, negando vehementemente que los animales hayan sido dañados en la realización del este, señalando que aunque han existido quejas del personal sobre el manejo que se le da a los animales, la mayoría han sido infundadas.


Difunde este contenido