Saltar al contenido
TiempoLibre

Ciudad de México prohíbe uso de animales en circos

Ciudad de México prohíbe uso de animales en circos

El espectáculo con animales en los circos quedó prohibido en la Ciudad de México gracias a una disposición de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).
Los asambleístas apoyaron la norma que entrará en vigencia en un año con 41 votos a favor, 11 abstenciones y ninguno en contra.
De esta forma, los circos que utilicen animales para sus espectáculos recibirán cuantiosas multas económicas que en caso de repetirse originarían el cierre definitivo de sus establecimientos.
«Esta ley no dejará sin sustento a las familias que viven de este tipo de entretenimiento, sino invita a innovar y privilegiar el talento humano de magos, trapecistas, contorsionistas, acróbatas, entre otros”, comentó el diputado Jesús Sesna, uno de los principales impulsores de la iniciativa.
México es uno de los países que más utiliza animales en sus espectáculos circenses, un hecho que se ha vuelto polémico por las discrepancias que hay con los colectivos que defienden los derechos de las especies.
Protestas
Acróbatas y payasos se sumaron el martes a una marcha para protestar contra la prohibición al uso de animales en circos en la ciudad de México aprobada la víspera en la Asamblea Legislativa y que suma a la capital a otros estados que han tomado medidas similares.
Más de 1.000 empleados de circos marcharon por calles de la capital y aseguraron que las reformas legales dejarán desempleados tanto a los animales como a los humanos.
Con la norma no podrá haber más leones o tigres u osos -ni siquiera perros ni caballos- en los circos bajo las reformas legales, que aún deben ser promulgadas por el alcalde capitalino para que entre en vigor.
Con pancartas con leyendas como «Todo México quiere un circo con animales» y «El circo ama a los animales», los miembros de esos centros de entretenimiento avanzaron, incluidas líneas de payaos mientras acróbatas realizaban ejercicios en trampolines.
Los manifestantes caminaron acompañados de elefantes, leones y caballos de plástico en un intento por mostrar cómo se vería un espectáculo de circo sin animales reales.
La prohibición de animales no aplica para espectáculos acuáticos con delfines y tampoco para corridas de toros ni rodeos, lo cual ha generado críticas.
Armando Cedeño, presidente de la Asociación Nacional de Circos, dijo que las medidas afectarán a cerca de 50.000 empleados de circos y a entre 3.000 y 3.500 animales, principalmente elefantes, tigres, camellos e hipopótamos.
«Es imposible si nos quitan los animales llevarlos a su hábitat, van a morir», comentó.
Cedeño aseguró que los animales son tratados bien y que ya cumplen con regulaciones de la autoridad ambiental. Afirmó que son obsoletos los estereotipos de un entrenador con un látigo en la mano y que los animales de circo son criados en un ambiente en el que sus actuaciones se realizan en forma de juego.