Saltar al contenido
TiempoLibre

Cómo mejorar el césped en mal estado para disfrutarlo en familia

Difunde este contenido

Si tienes jardín, sabrás que el elemento que más cuidados requiere es el pasto. Su mantenimiento debe ser constante, pero si por mala suerte está en mal estado ¡No te preocupes! Te contamos cómo mejorar el césped para poder disfrutarlo.

CÓMO MEJORAR EL CÉSPED

Si te encanta disfrutar en tu casa junto a tus hijos y perros, el mantenimiento del pasto será un aspecto importante. Por ello, toma nota de estos consejos de cómo mejorar el césped.

Con frecuencia se dan casos de céspedes que, tras una época de crecimiento normal, se debilitan a causa de un endurecimiento excesivo del suelo.

Cuando esta carencia de energía se produce en determinados lugares el procedimiento más sencillo para conseguir su regeneración es efectuar una nueva siembra parcial.

A este efecto, la tierra endurecida se ahueca y se le añade arena, turba y abono compuesto (especial para césped).

Por otra parte, la mezcla de gramíneas que se debe utilizar ha de establecerse en función de la naturaleza particular del terreno y del grado de insolación.

Esta restauración por medio de la siembra se practica, por regla general:

  • en mayo-junio y en agosto-septiembre, es decir en tiempo húmedo y caliente,
  • aunque en los lugares poco soleados es posible sembrar incluso en julio.

Otro procedimiento consiste en colocar placas de hierba tomadas de un césped bien desarrollado y de ser posible que sea poco frecuentado.

Antes de extender las placas, el terreno debe recibir una fertilización abundante con incorporación de turba, mantillo y arena de río.

Y con el fin de colocar correctamente las placas al nivel del césped, es necesario evacuar una parte de la tierra superficial.

Las planchas de césped, cortadas por mediación de una laya plana:

  • deben medir alrededor de 25 cm de lado y su espesor no ha de sobrepasar los 4 cm.
  • Estas se depositan sobre el terreno trabajado, pisado con el pie y bien nivelado;
  • se aprietan fuertemente las unas contra las otras,
  • y los intersticios se rellenan con tierra ligera o una mezcla de tierra, matillo y turba, pasada por tamiz.

Para terminar, el césped sufre un apisonamiento regular, con el fin de asegurar el contacto de las raíces con la tierra.

En tiempo seco, es conveniente regar moderadamente al atardecer.

CÓMO HACER QUE EL CÉSPED SE EXPANDA

Cuando el crecimiento del césped no es el adecuado, los jardineros añaden tierra abonada.

Pero si el terreno es muy endurecido, es conveniente quebrar antes la costra superficial.

Esta operación llamada comúnmente “picado” se efectúa por medio de una horca con dientes planos o también mediante un aparato especialmente creado para este uso.

Los aireadores del suelo que se venden en los comercios poseen dientes hundidos y obran a la manera de una envasadora, clavados en el suelo, extraen pequeños cilindros de tierra fáciles de amontonar algunos días más tarde, después del endurecimiento.

Realizado de esta manera el “picado” asegura una mejor aireación de las raíces y por lo tanto, facilita la penetración del mantillo utilizado en la cubierta.

Los útiles con dientes planos aseguran una repartición perfecta de las soluciones nutritivas.

CÓMO ARREGLAR CÉSPED

Después de haber cuadriculado el suelo con muchos agujeros, se esparce una mezcla nutritiva compuesta de mantillo finamente tamizado y de arena (1/3), a la que se añade abono compuesto.

Asimismo es necesario agregar sulfato amónico (20 gramos por 1kg de mantillo) y en los lugares donde abunda el musgo la mezcla debe comprender también una pequeña cantidad de sulfato de hierro (50 gramos por 10 kg de mantillo).

Una vez hecha la mezcla, se cepilla con objeto de que se produzca enseguida un crecimiento uniforme del césped, sobre todo en las tierras poco fertilizadas antes de la siembra.

Esta operación, efectuada en primavera, puede ser repetida 1 o 2 veces en el curso del verano, pero entonces la mezcla debe contener solo mantillo, turba fina y abonos orgánicos.

Las materias químicas en especial el sulfato de amoniaco, convienen únicamente cuando el relleno es seguido de un riego o cuando la operación tiene lugar en tiempo húmedo,

En las tierras ligeras y arenosas es necesario añadir al mantillo un 50% de turba dina, o sino tierra arcillo arenosa.

Contrariamente a lo que se podría creer, esta operación, no ocasiona en los céspedes una sobre elevación del nivel inicial.

La razón es que las materias utilizadas a este efecto penetran en los agujeros de aireación y esto es tanto más fácil cuando más anchos y profundos son, lo que justifica el tamizado de la mezcla antes del empleo.

TÉCNICA PARA DESAPARECER EL MUSGO

La formación de alfombras de musgo en los céspedes constituye siempre el índice de un mal estado del suelo: exceso de humedad o tierra endurecida.

El procedimiento clásico de cómo mejorar el césped para acelerar la desaparición del musgo consiste en derramar sobre el suelo una cantidad más o menos grande de sulfato de hierro.

Este esparcimiento se efectúa principalmente en febrero a razón de 25 a 30 gramos por metro cuadrado, y después de 20 días, el musgo ennegrecido se reúne por medio de un rastrillo de dientes estrechos.

A continuación, hace falta proceder al “picado” del suelo para asegurar una evacuación más rápida de las aguas estancadas.

Y si los musgos subsisten todavía al mes siguiente, se utiliza de nuevo el sulfato en pequeña cantidad y en tiempo húmedo, o si no, mediante riegos.

COMPRAR AHORA

FUENTE: Enciclopedia de la Mujer.

Resumen
Cómo mejorar el césped en mal estado para disfrutarlo en familia
Articulo
Cómo mejorar el césped en mal estado para disfrutarlo en familia
Descripcion
Si tienes jardín, sabrás que el elemento que más cuidados requiere es el pasto. Su mantenimiento debe ser constante, pero si por mala suerte está en mal estado ¡No te preocupes! Te contamos cómo mejorar el césped para poder disfrutarlo.
Publicado por
Tiempolibre
Logo

Difunde este contenido