Saltar al contenido
TiempoLibre

Cómo tener unas piernas perfectas durante todo el año

Difunde este contenido

Cómo tener unas piernas perfectas durante todo el año

¿Cómo tener unas piernas perfectas? es la pregunta que muchas mujeres se hacen, si eres una de ellas, toma nota de estos tips para mantenerlas lozanas y activar su circulación.

No hay que desesperarse si se tienen las pantorrillas demasiado fuertes, los tobillos gruesos o piernas muy delgadas con voluntad y tenacidad pueden transformarse.

PRODUCTOS CON MEJOR CALIFICACION

Logra unas piernas perfectas con estos productos disponibles en Amazon.

COMO TENER UNAS PIERNAS PERFECTAS EJERCICIOS

Con una rutina diaria se conseguirá unas piernas perfectas.

Aprovecha unos minutos de tu TIEMPO LIBRE para efectuar estas actividades:

  • Es imprescindible caminar por lo menos de media a una hora cada día.

Se debe caminar con paso regular, contrayendo las pantorrillas a cada paso y extendiendo bien el pie.

También es conveniente andar de vez en cuando sobre la punta de los pies, así como también bajar y subir las escaleras.

En la playa es un ejercicio excelente pasear descalza por la orilla del mar.

  • La rotación de los pedales de la bicicleta pone en juego todos los músculos de los miembros inferiores.

Para que el ejercicio sea completo es mejor echar un poco atrás la silla e ir unos instantes de pie sobre los pedales.

Efectuar arranques rápidos y no descender de la bicicleta a la hora de subir una cuesta.

  • La natación es un excelente deporte.

El movimiento continuo de las piernas contribuye a que estas se mantengan en forma.

Es recomendable agarrarse al borde de la piscina o una tabla y hacer ejercicios suplementarios.

Todos los deportes en que se corra o se salte como el básquet o tenis son perfectos para lograr que las piernas se mantengan firmes.

BICICLETAS MEJORES CALIFICADAS

COMO TENER PIERNAS TONIFICADAS

Estas prácticas te ayudarán a tener unas piernas tonificadas:

Las elevaciones en posición firme sobre la punta de los pies, con las manos en las caderas, los pies juntos, los talones separados y después puntas separadas poco a poco, hasta que no se pueda más.

También son muy convenientes los movimientos de bailarina, los saltos en cuclillas y los pasos de esgrima.

Para fortalecer las pantorrillas es mejor realizar los movimientos con un peso que exija un trabajo muscular suplementario: plantillas de plomo o calzado pesado.

De pie con las manos en las caderas caminar alternativamente hacia adelante y hacia atrás sobre la punta de los pies y después sobre los talones.

Sentada sobre los talones, con los brazos extendidos hacia adelante y las palmas de las manos hacia el suelo, levantarse y volver a continuación a la posición de partida, muy despacio.

Tendida boca arriba, con los muslos en ángulo recto con el cuerpo, las piernas horizontales y los pies apoyados sobre una silla o un diván cruzar las rodillas y hacer círculos en el aire, primero en un sentido y después en otro, con el pie de la pierna de encima. Invertir el sentido

Este ejercicio se puede hacer también con los pies juntos sin cruzar las rodillas.

Boca arriba se pueden efectuar las clásicas tijeras, pedaleos, flexiones de los muslos sobre el cuerpo.

De pie con las 2 manos apoyadas en el respaldo de una silla, levantarse sobre la punta de los pies y permanecer así derecha con las pantorrillas contraídas durante todo el tiempo que sea posible.

Este mismo ejercicio se puede realizar alternativamente manteniendo la otra pierna algo doblada.

PIERNAS HINCHADAS

La vida sedentaria, el abuso de baños de sol, la obligación impuesta por numerosos trabajos de permanecer durante largo tiempo de pie o sentada, contribuyen a retardar la circulación venosa.

Por esta razón, la sangre se estanca entonces en las venas y cuando sus paredes carecen de elasticidad, las distienden y se forman las varices.

La linfa que no es impulsada por el corazón como la sangre, soporta todavía más la acción del peso, se amontona y se infiltra en los tejidos circundantes.

El calor y la fatiga acentúan estos fenómenos.

Poco a poco, si no se reacciona pronto ante esto, las piernas hinchadas permanentemente:

  • se deforman,
  • los tobillos se engrosan,
  • las venas se abultan
  • y la piel se adelgaza, se atiranta y se estropea.
EJERCICIOS PARA PIERNAS HINCHADAS

Sigue estos pasos para ayudar a tus piernas:

En primer lugar hay que:

  • suprimir el alcohol, que dilata los vasos,
  • así como también las especias y el café fuerte, puesto que pueden provocar calambres.

Cada mañana antes de levantarse, es preciso hacer algunos movimientos de gimnasia que activen la circulación de los miembros inferiores.

Por ejemplo, tendida boca arriba hacer círculos, pedaleos.

Por las noches es bueno lavarse con agua fría para descongestionar el cuerpo.

No se debe tomar un baño más de 36 grados, como máximo 37.

Lo mejor es la ducha caliente seguida de una fría más corta, sin presión.

Si tienes ducha de mano el agua tiene que ir de abajo hacia arriba.

La aplicación de una toalla humedecida con agua fría, sobre las piernas y los músculos, producirá un gran alivio al final del día.

Cuando llegue la hora de acostarse:

  • levanta las piernas verticalmente,
  • realiza ligeros masajes con las manos, desde el pie hacia la rodilla,
  • y para terminar hacer algunos pedaleos lentos y flexibles.
CON QUE SE QUITA LO HINCHADO DE LAS PIERNAS

Durante la noche es mejor permanecer con las piernas un poco elevadas.

Se puede mantener un cojín debajo del colchón o unas calzas de 10 a 12 centímetros debajo de las patas de la cama.

Hay que evitar las medias y fajas demasiado apretadas y cálidas.

Los zapatos han de ser ligeros, con tacones anchos y medio altos.

Al sentarse hay que tener cuidado de no comprimir las venas:

  • posición de piernas cruzadas
  • o los talones bajo la silla.

Es conveniente sentarse ocupando toda la silla, con las piernas extendidas, las rodillas semi dobladas o elevadas sobre un taburete.

No se debe permanecer de pie sin moverse durante mucho tiempo; hay que andar, saltar en el sitio o levantar los talones de vez en cuando.

Para descansar es aconsejable apoyarse primero en una pierna y después en otra.

A lo largo de la jornada se pueden hacer 3 o 4 pausas de algunos minutos.

Una vez sentada, elevar las piernas y apoyar la planta del pie en el reborde de una mesa, las rodillas han de estar siempre semiflexionadas.

FUENTE: Enciclopedia de la Mujer.

Comentarios

Comentario

Resumen
Cómo tener unas piernas perfectas durante todo el año
Articulo
Cómo tener unas piernas perfectas durante todo el año
Descripcion
No hay que desesperarse si se tienen las pantorrillas demasiado fuertes, los tobillos gruesos o piernas muy delgadas con voluntad y tenacidad pueden transformarse y conseguir unas piernas perfectas.
Publicado por
Tiempolibre
Logo

Difunde este contenido