Saltar al contenido
TiempoLibre

¿Te suena algo de estas historias? Yo las vivo a diario con mis perros adoptados

Difunde este contenido

perros adoptados
¿Te suena algo de estas historias? Yo las vivo a diario con mis perros adoptados

Adoptar un can es una de las mejores cosas que puedes hacer por tu familia.

La lealtad y amor incondicional de los perros adoptados te convertirán en una mejor persona y les brindarán a tus hijos bellos momentos llenos de alegría y felicidad.

Como toda mi vida tuve de compañía a un animalito, cuando formé mi hogar no podían faltar estos maravillosos seres.

4 perros adoptados nos permiten conocer el amor sincero y disfrutar de sus diferentes ocurrencias alegrando nuestros días.

PERROS EN ADOPCIÓN: LA HISTORIA DE ROCKY

El primero en llegar fue Rocky, que lleva el nombre de mi amado can que vivió conmigo 16 años.

Lo adoptamos en un evento de Fundación Arca, llegó extremadamente delgado y el primer día con nosotros no se levantó de su cama, por lo que creí estaba enfermo.

Pero el segundo día se levantó a conocer su nueva casa y a familiarizarse con nosotros.

A pesar de que lo quisimos desde el primer momento que lo vimos, su mirada reflejaba una gran tristeza.

Además él intentaba huir de casa.

El primer susto que nos hizo pasar fue cuando un voluntario de Arca nos visitó en nuestra casa.

Pero al abrir la puerta para ir a buscarlo, Rocky salió corriendo a la calle.

Me desesperé y se me ocurrió llamar a mi esposo, quien salió del trabajo y junto al voluntario lo pudieron atrapar para traerlo de nuevo a casa.

No podía entender por qué se quería ir.

Otro susto que nos hizo pasar fue cuando teníamos la misa de un tío y aprovechó que se abrió la puerta del garaje para salir.

Corrimos tras de él y durante una hora estuvimos queriendo atraparlo, incluso una persona intentó ayudarnos, pero Rocky corría.

Ya no sabía qué hacer para traerlo de nuevo a casa pero cuando él vio que empecé a caminar lento vino tras de mi.

Con un trozo de carne que lleve para captar su atención, se dejó cargar.

Me imagino que para él todo era un juego.

A pesar de tener estos sustos, que por ventaja ya terminaron, Rocky ya no se escapa de la casa y ahora tiene una manada grande con la cual disfruta jugar e ir de paseo al parque o a la orilla del río .

PRODUCTOS MÁS VENDIDOS

HISTORIAS DE PERROS ADOPTADOS ANTES Y DESPUES

perros adoptados: Dulce

Dulce a quien la encontramos en la calle, porque una compañera de trabajo nos hablo de ella, fue la otra perrita que adoptamos.

Luego de curar sus heridas, que cubrían gran parte de su cuerpo, y debido a que era muy traviesa nos decidimos quedar con ella, porque pensamos que nadie le iba a tener paciencia y la regresarían a la calle.

Ver mas de la historia de Dulce

Dulce, si bien al inicio se mostraba temerosa con nosotros ya que nos imaginamos que los humanos la trataron mal, ahora es bien amorosa y obediente, es la más consolidada a su “manada”.

Cuando salimos de paseo en nuestro TIEMPO LIBRE, Dulce siempre quiere que estemos juntos en la misma vereda, porque caso contrario, se desespera y quiere ir donde está el resto.

En el último paseo, fui sola a botar sus desechos, mientras mi esposo se quedaba con nuestros 4 perros, el uno no es adoptado, pero Dulce no se movió y se acostó a esperarme.

Ya juntos los 6, se animó a continuar con el paseo.

Un gran ejemplo de lealtad, en una familia no se abandona a nadie, quizá los humanos pudiéramos entender aquello.

MODELOS MÁS VENDIDOS

HISTORIAS DE PERROS ADOPTADOS FELICES

Perros adoptados: Pepa y Chester.

Nunca pensamos tener una manada tan grande, pero nos faltaba la “loquita” de la casa.

Pepa, a la que encontré caminando en las calles del Centro Histórico, vino a completar estas historias de cómo es vivir con perros adoptados.

Cada noche, cuando llega mi esposo, Pepa lo recibe con su peluche para jugar en su TIEMPO LIBRE.

Luego se acuesta en sus piernas y le lame la cara.

Ver mas de la historia de Pepa

Pepa es la más activa de la manada siempre pasa:

  • corriendo,
  • jugando,
  • queriendo cazar los pájaros que llegan al jardín
  • y es celosa de su hogar, ya que no quiere a ningún otro can.
PERROS ADOPTADOS

perros adoptados

Pero donde comen 4, comen 5. Así que sin pensarlo adoptamos a Nemo.

Fuimos de compras y vimos un can en la puerta del local que tenía una mirada triste.

Así que le dimos de comer y al verlo tan pequeño y triste decidimos llevarlo a casa. Otra vez con la idea de buscarle un hogar.

Pero Nemo supo ganarse nuestros corazones y finalmente se quedó con nosotros.

Ver más de la historia de Nemo

Mis perros adoptados me enseñaron que ellos no llegan sin motivo a nuestra vida, vienen a cambiarla, a brindarnos amor incondicional, paz y felicidad.

Nos llevan a vivir nuevas aventuras y a experimentar que el amor verdadero no conoce de especies o razas.

¿Te identificaste con alguna de estas historias? Cuéntanos tu experiencia con tu perro adoptado para que más personas se animen a adoptar.

Resumen
¿Te suena algo de estas historias? Yo las vivo a diario con mis perros adoptados
Articulo
¿Te suena algo de estas historias? Yo las vivo a diario con mis perros adoptados
Descripcion
Adoptar un can es una de las mejores cosas que puedes hacer por tu familia. La lealtad y amor incondicional de los perros adoptados te convertirán en una mejor persona y les brindarán a tus hijos bellos momentos llenos de alegría y felicidad.
Publicado por
Tiempo Libre
Logo

Difunde este contenido