Saltar al contenido
TiempoLibre

Cáncer cervicouterino: Una amenaza prevenible

cáncer cervicouterino

En Ecuador más de 900 mujeres fallecen al año por cáncer cervicouterino. Es la segunda causa de muerte por cáncer de féminas en el país.

El virus del papiloma humano, VPH, continúa siendo un desafío de salud pública en todo el mundo.

La infección por el VPH causa alrededor del 5% de los cánceres en todo el mundo, y se estima que, cada año, 620.000 mujeres y 70.000 hombres contraen un cáncer relacionado con el VPH.

El Virus del Papiloma Humano, VPH, es una infección de transmisión sexual común que puede afectar la piel, la zona genital y la garganta, se indica en un comunicado.

Casi todas las personas sexualmente activas contraerán el VPH en algún momento de su vida, en la mayoría de los casos sin mostrar síntomas.

Por lo general, el sistema inmunitario es capaz de eliminar el VPH del cuerpo.

Sin embargo, la infección persistente por cepas de alto riesgo del VPH puede provocar la aparición de células anormales que, con el tiempo, pueden convertirse en cáncer.

QUÉ ES EL CÁNCER CERVICOUTERINO

“El cáncer cervicouterino o de cuello uterino es una proliferación anormal de células a nivel de la parte inferior de este órgano: el útero; es la parte que sale hacia la vagina, entonces ahí se crea una proliferación anormal de estas células debido a una infección muy relacionada en la gran mayoría de los casos, 99% con virus de papiloma humano”, dice Victoria Argote, experta en prevención de cáncer de cervix.

Y agrega para TIEMPO LIBRE:

“El cáncer de cuello uterino ocupa el segundo lugar en las enfermedades oncológicas de las mujeres que vivimos en el Ecuador, el primer lugar lo ocupa el cáncer de mama”.

CONSECUENCIAS DEL VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO, VPH

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, CDC, el Virus del Papiloma Humano, VPH, puede causar verrugas genitales y diferentes tipos de cáncer.

Los tipos de cáncer asociados con el VPH incluyen el cáncer de cuello uterino, así como otros que afectan:

  • la vulva,
  • vagina,
  • pene,
  • ano
  • y la parte posterior de la garganta (conocido como cáncer orofaríngeo).

Es importante destacar que los casos de cáncer relacionados con el VPH suelen manifestarse años e incluso décadas después de haber contraído la infección.

Las verrugas genitales y los diferentes tipos de cáncer son consecuencia de distintas cepas del VPH.

No es posible determinar con certeza quiénes desarrollarán cáncer u otros problemas de salud a causa del VPH.

Sin embargo, se ha observado que las personas con un sistema inmunitario debilitado, incluyendo aquellas que tienen el VIH, pueden tener una menor capacidad para combatir el VPH.

En cuanto a las verrugas genitales, estas suelen aparecer como pequeños bultos o grupos de bultos en la zona genital.

Pueden variar en tamaño, ser planas o elevadas e incluso tener una apariencia similar a la de una coliflor.

FACTORES DE RIESGO

Los hábitos y patrones sexuales de una mujer pueden aumentar su riesgo de padecer cáncer cervical.

Las personas que inician su vida sexual antes de los 19 años tienen más probabilidades de desarrollar esta enfermedad.

Tener múltiples parejas sexuales.

La falta del uso de preservativo, es otro factor de riesgo.

Las mujeres que tienen 3 o más hijos tienen mayores posibilidades de desarrollar esta enfermedad.

El consumo de cigarrillo también aumenta las probabilidades de presentar cáncer cervical.

Y por supuesto hay otros factores que están relacionados con la adquisición del virus que se puede dar intraútero.

“Cuando somos feto nacemos con una carga viral y está con nosotros. Una persona que ni siquiera ha iniciado su vida sexual tiene el virus, los que sacó de la mamá, y cuando inicia su vida sexual sencillamente lo va a adquirir su pareja”, menciona Argote.

PREVENCIÓN DEL VPH

La vacunación contra el virus del papiloma humano, VPH, ofrece protección contra la infección causada por los distintos tipos de virus del papiloma humano contenidos en cada una de las diferentes vacunas.

Hay más de 200 virus relacionados con el VPH, de los cuales más de 40 se transmiten a través del contacto sexual directo.

Entre estos, existen 2 tipos de VPH que causan verrugas genitales y alrededor de 12 tipos que se asocian con diversos tipos de cáncer, como el cáncer de cuello uterino, ano, vulva y vagina.

Según la Organización Panamericana de la Salud, OPS, existen vacunas seguras y eficaces que protegen a las personas de los tipos de VPH de alto riesgo (causan cáncer).

Además, otra medida de prevención consiste en realizar pruebas en células del cuello del útero para detectar el VPH, estas pruebas, permiten llevar a cabo cribados para detectar el cáncer cervicouterino.

Según el comunicado, las mujeres deben someterse a pruebas de detección cada 5 – 10 años a partir de los 30 años. Las que viven con el VIH deben hacerlo cada 3 años a partir de los 25 años.

“Nosotros diagnosticamos la enfermedad, ya ni siquiera como en el tiempo de antes en estadio celular, que es lo que diagnostica el papanicolaou, ahora tenemos el diagnóstico molecular, es decir más chiquitito que las células y de esta manera nos podemos dar cuenta 10 a 15 años antes de que presente la enfermedad de que esa persona tiene una lesión que puede ser manejable y que no llega la enfermedad”, dice.

INICIATIVAS EN ECUADOR

En respuesta a este virus, Ecuador ha implementado diversas iniciativas para prevenir la infección por el virus del papiloma humano, VPH, entre las cuales destacan:

El Ministerio de Salud Pública ofrece la vacuna contra el virus de papiloma humano a las niñas de 9 a 14 años.

“Se coloca en el bracito la inyección para proteger, es prevención primaria en las personas que no han desarrollado enfermedad. Y desde este año también se está vacunando a los varones que es una excelente noticia para el Ecuador. El varón no sufre enfermedad, pero contagia virus”, alude Argote.

Para un mejor resultado se recomendará una dosis de refuerzo.

“Si consulta fuera del Ministerio de Salud es probable que su ginecólogo le diga que hay que colocar 2 dosis, porque una cosa es un programa de salud pública avalado por la Organización Mundial de la Salud donde te dice que una sola dosis como programa de salud pública está bien, pero si usted va afuera muy probablemente su ginecólogo diría una dosis de refuerzo a los 6 meses”, expresa.

Y agrega:

Si ya tiene de 15 a 45 años, si es mujer, se va a colocar 3 dosis: al inicio, a los 2 meses y a los 6 meses. Si usted es varón de 15 a 26 años, van a ser 3 dosis; una sola vez en la vida hacemos esto”, recomienda.

REACCIÓN A LA VACUNA

La vacuna contra el virus de papiloma humano no produce ninguna reacción, solo un leve dolor de brazo por unos minutos.

“Es muy extraño que una persona genere una reacción a la vacuna. Hay personas que se estresan mucho y pueden desmayarse, pero esto es por el estrés, incluso se desmayan antes que les inyecten”, menciona.

Además, la vacuna no puede causar enfermedad.

“La vacuna no es el virus, es un pedacito del virus, por decirte de un humano una oreja. Es un pedacito de virus que han replicado en laboratorio y eso lo colocan en la inyección que nos ponen. Entonces la oreja de una persona no puede reproducirse porque no tiene útero, ovario; así mismo es el virus, un pedacito del virus, que no puede reproducirse; no tiene materia genética, no tiene ADN”, enfatiza.

SÍNTOMAS DE LA ENFERMEDAD

Las personas que consultan por cáncer cervicouterino significa que, no se ha hecho sus controles de papanicolaou, y por eso han llegado ya en este estadio avanzado.

Entre los síntomas del cáncer de cuello uterino está el sangrado vaginal anormal y dolor pélvico.